El programa estructuralista: A treinta años de la publicación de An Architectonic for Science

Publicada en Publicada en Simposios

Simposio El programa estructuralista: A treinta años de la publicación de An Architectonic for Science

Coordinador:
Pablo Lorenzano
Centro de Estudios de Filosofía e Historia de la Ciencia (CEFHIC), Universidad Nacional de Quilmes (UNQ)/Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET)
Argentina

Palabras clave: Sneed, Stegmüller, Balzer, Moulines, estructuralismo.

En 1971, un antiguo discípulo de Patrick Suppes, Joseph D. Sneed, publica The Logical Structure of Mathematical Physics. En él, el autor, investigando el modo de hacer afirmaciones empíricas con teorías científicas que incluyen en su formulación términos teóricos, profundiza la concepción de Suppes en la línea señalada por Ernest W. Adams, de forma tal de permitirle, además del análisis sincrónico de teorías particulares consideradas de modo aislado, el tratamiento de ciertas relaciones interteóricas generales (como la equivalencia y la reducción) y el de algunos aspectos diacrónicos señalados por Thomas S. Kuhn (1962) e Imre Lakatos (1970, 1971), precisándolos.

Con este libro se da inicio a lo que en sus comienzos se denominara sencillamente “sneedismo”, luego “concepción no-enunciativa” y finalmente “concepción estructuralista (o estructural) de las teorías”, además de “metateoría estructuralista (o estructural)”, “estructuralismo metateórico” o “estructuralismo metacientífico”.

El interés por Sneed (1971) de uno de los principales responsables de la recuperación en Alemania de la filosofía analítica en general y de la filosofía de la ciencia en particular y de su difusión en los medios filosóficos centroeuropeos, Wolfgang Stegmüller, fue decisivo para su suerte.

Stegmüller, que a comienzos de los años setenta era el más importante carnapiano europeo, había caído en una “crisis intelectual” a consecuencia del reconocimiento de dos “anomalías” en el “paradigma clásico”, presentadas en los dos primeros tomos de su Probleme und Resultate der Wissenschaftstheorie und Analytischen Philosophie: la apelación a elementos pragmáticos en el análisis formal de la explicación científica (en Stegmüller, 1969) y las dificultades para concebir una interpretación adecuada del rol de los términos teóricos en las teorías científicas (en Stegmüller, 1970).

Sin embargo, Stegmüller se recupera de dicha crisis gracias a la obra de Sneed y a la relectura que hace ahora, desde ella, del trabajo de Kuhn. Es así que, continuando su obra magna, en el siguiente volumen, Stegmüller (1973), expone, desarrolla y difunde las ideas de Sneed.

Por su parte, Sneed trabajó durante dos semestres, entre los años 1974-1975, como profesor invitado en el Seminario de Filosofía de la Ciencia y Estadística de la Universidad de Múnich, dirigido por Stegmüller, y en el que realizaban estudios doctorales, bajo su dirección, C.Ulises Moulines y Wolfgang Balzer.

De este modo, fundamentalmente de la mano de Stegmüller (1979, 1986) y de la de sus discípulos Moulines y Balzer (primero en sus tesis doctorales: Moulines, 1975; Balzer, 1978; y luego en otros textos: Moulines, 1982; Balzer, 1982, 1985), continúa desarrollándose y difundiéndose durante los años setenta y ochenta la concepción iniciada en los Estados Unidos por Sneed.

Los resultados principales de esta primera época se recogen a finales de los ochenta en la summa estructuralista de Balzer, Moulines y Sneed, An Architectonic for Science. The Structuralist Program, 1987. Y si bien ya han transcurrido treinta años desde su publicación original en inglés, continúa siendo la exposición más completa y sistemática y, por ello, el centro de referencia obligado para toda persona interesada en la temática o incluso para aquellos que, siendo conocedores del enfoque, se dispongan a desarrollarlo ulteriormente o a aplicarlo a nuevos casos.

Aunque es en Europa Central en donde este auténtico programa de investigación metacientífico ha llegado primeramente a ser bien conocido, valorado y practicado en los medios epistemológicos, y fue allí en donde se encontraban las contribuciones más importantes y numerosas a la discusión o al desarrollo de dicho programa (ver Diederich, Ibarra & Mormann, 1989, 1994), éste también ha sido difundido y desarrollado en países de habla castellana, tanto europeos como latinoamericanos (ver Abreu, Lorenzano & Moulines, 2913).

Para ello ha sido crucial la figura de C. Ulises Moulines, quien, en 1976, al año siguiente de haber concluido su tesis doctoral –la primera realizada desde el programa estructuralista, ampliando al ámbito de la termodinámica los logros iniciales de éste en el campo de las teorías mecánicas–, es nombrado Investigador del Instituto de Investigaciones Filosóficas y Profesor de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, cargo que ejerce hasta el año 1984, sólo interrumpido por estadías como Profesor Invitado, en las Universidades de California (septiembre 1977- junio 1978), Campinas (agosto 1978), Bielefeld (septiembre 1978- mayo 1979, octubre 1981-marzo 1982 y abril 1983-septiembre 1983) y de Múnich (abril-septiembre 1980). Y es así como inicia una enorme labor de difusión, enseñanza y formación de estudiantes y discípulos en México, inicialmente, en donde también ejerce como Profesor de Filosofía de la Ciencia en la Maestría en Filosofía de la Ciencia de la Universidad Autónoma Metropolitana–Iztapalapa, entre enero de 1981 y diciembre de 1983, y en los demás países de habla castellana. Su influencia en la filosofía en general y en la filosofía de la ciencia en particular no disminuiría en estos países con su regreso a Alemania en 1984, en donde continuaría su carrera profesional –inicialmente como catedrático en la Universidad de Bielefeld, desde 1988 en la Universidad Libre de Berlín y regresando en 1993, como sucesor de Stegmüller, a la Universidad de Múnich, del que se convierte en Catedrático Emérito en el año 2012–. Gracias a, entre otras cosas, la publicación de trabajos originales en castellano (y por sólo mencionar sus libros, Moulines, 1991, junto con el ya referido Moulines, 1982, el escrito en colaboración Díez & Moulines, 1997, y las más recientes traducciones de Moulines, 2008, y, en versión revisada, de Balzer, Moulines & Sneed, 1987), además de a su labor de traducción (p.e., Stegmüller, 1973), su posterior nombramiento como Profesor Invitado en las Universidades Nacional Autónoma de México, del País Vasco, de Santiago de Compostela y de Valencia, así como su papel de activo participe dentro de la comunidad filosófica iberoamericana y a la continua formación de estudiantes y discípulos, se erige en el principal representante e impulsor del programa estructuralista en Iberoamérica, y, debido a sus innúmeras publicaciones en inglés, alemán y francés, y al lugar que ocupa en las comunidades filosóficas alemana y europea, en el principal representante e impulsor del programa estructuralista sin más.

El programa expuesto en Architectonic –sin parangón en el escenario filosófico contemporáneo, si se consideran el rigor en el tratamiento general de la naturaleza y del funcionamiento de las teorías científicas y la cantidad y variedad de reconstrucciones realizadas de teorías científicas provenientes de las más diversas disciplinas científicas– ha continuado mostrando su fertilidad justamente en aquellos aspectos vinculados con las características distintivas señaladas. Por un lado, y debido a su establecimiento de forma cada vez más sólida y articulada, la apertura a nuevas líneas de investigación, que posibilitan reinterpretaciones o elucidaciones de conceptos y temas clásicos de la moderna filosofía de la ciencia; y, por el otro, a una ampliación de su ámbito de aplicación o estudios de casos, es decir, de aplicaciones de la metateoría estructuralista a la reconstrucción de teorías concretas de diversas disciplinas (y eventualmente a sus relaciones interteóricas globales). Y la comunidad estructuralista iberoamericana ha contribuido de manera significativa en las últimas décadas a dicho programa, tanto en el nivel general como el de reconstrucciones concretas.

El objetivo de este Simposio, a treinta años de la publicación de Architectonic, es seguir desarrollando el programa allí presentado, mostrando así su continuada fertilidad y el dinamismo de la comunidad estructuralista iberoamericana.

Participantes:

Cláudio Abreu
Yefrin Ariza
Pablo Lorenzano
Agustín Adúriz-Bravo
Federico Nahuel Bernabé
Valter Alnis Bezerra
Daniel Blanco
María Caamaño
José A. Díez
José L. Falguera
Lucía Federico
Santiago Ginnobili
Leonardo González Galli
Yefrin Ariza
Adriana Gonzalo
Daniel Blanco
Juan Manuel Jaramillo
César Lorenzano
C. Ulises Moulines
Luis Miguel Peris Viñé
José Luis Pungitore
Ariel Roffé